Pan de salvado con nueces, zanahoria, manzana y yogurt E-mail





Esta receta es del libro pan y bolleria con thermomix. La tengo mucho cariño porque además de sorprenderme muy gratamente el sabor del pan ha sido con la receta que he debutado en una clase de cocina en Vorwerk. Hasta ahora las clases las hacia la adjunta de la delegación y como tenemos nuevo director pues también tenemos cambios y uno de ellos es que las presentadoras hacemos las recetas en las clases tanto básicas como especiales. Tengo que decir que estaba aterrada, que me temblaba todo el cuerpo pero una vez cara al público se me pasó todo y creo por lo que me han dicho clientas y compañeras que me salió bastante bién. Ahora espero que vosotr@s pongais en práctica este pan que no os va a defraudar, es muy saludable, rico en fibra y muy facil de preparar.


INGREDIENTES:
75 gr. de nueces peladas
40 gr. de zanahoria
200 gr. de manzana (i1 manzana gorda)
1 yogurt natural
1 huevo
120 gr. de salvado de trigo
20 gr. de levadura fresca de panaderia
100 gr. de leche
200 gr. de harina de fuerza
1 pellizco de sal
1 pellizco de bicarbonato
70 gr. de azúcar
40 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

ELABORACIÓN:
Troceamos las nueces 3 segundos en velocidad 4 retiramos del vaso y reservamos. Ponemos en el vaso la zanahoria, la manzana y el yogurt y rallamos 2 segundos, velocidad 5, incorporamos el huevo y el salvado y mezclamos 10 segundos, velocidad 5. Vocamos en un bol y reservamos:
Sin lavar el vaso, hechamos la leche, la levadura, la harina la sal, el bicarbonato y el azúcar y amasamos 30 segundos velocidad 6. Agregamos el preparado con el salvado y programamos 3 minutos, vaso cerrado velocidad espiga, cuando falte 1 minuto añadimos por el bocal la mantequilla en trozos y en los últimos segundos las nueces troceadas. Terminamos de mezclar con la espátula: La masa resultante tine una consistencia pastosa debido al salvado de trigo. Dejamos reposar la masa dentro del vaso hasta que doble su volumen aproximadamente 1 hora. Extraemos el aire bajando la masa con la espátula y rellenamos el molde elegido previamente engrasado con aceite. Dejamos que vuelva a doblar su volumen esta vez tardará aproximadamente ½ hora alejado de corrientes de aire y en un sitio cálido. Precalentamos el horno a 180º y horneamos hasta que veamos que está cocido, de jamos reposar 10 minutos y antes de desmoldar el pan sobre una relilla.