Colines artesanales especiados E-mail

 

 



Siempre he dicho en esta página una de las cosas que más me gusta hacer es pan. Bueno pues los colines son masa de pan muy estrechita. A mi hija le encantan los colines y una tarde de estas pasadas que hacía tanto frío nos pusimos a preparar los colines especiados que era la única novedad para mi, ya que los normales loshago muy a menudo. Tengo que decir que nos gustaron más los de pimentón y queso que me quedaron más impregnados en la mezcla porque al principio no conseguía que el rebozo agarrase bien hasta que se me ocurrió rociar un los colines con un poco de agua antes de pasarlos por la mezcla de pimentón y queso y así me quedaron muy bien. Respecto a las decoraciones son a gusto de cada cual. También se les puede añadir sésamo por ejemplo o la especia que más os guste.


INGREDIENTES: ( para 30 unidades)
500 gr. de harina de fuerza

1 cucharadita de sal

20 gr. levadura prensada fresca, de panadería

1 cucharada de miel (25 gr.)

40 gr. de aceite de oliva virgen extra

280 gr. de agua

Decoración con Orégano
20 gr. de harina

1 cucharada de orégano seco molido

Decoración con Pimentón
20 gr. de harina

1 cucharada de pimentón

1 cucharada de queso parmesano rallado

 

ELABORACIÓN:

Ponemos en el vaso el agua,  el aceite, la miel y la levadura y programamos 15 segundos velocidad 3, a continuación añadimos la harina, la sal y amasamos programando 2 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga. Es una masa blanda y elástica. Dejamos que leve hasta que doble su volumen
Desgasificamos la masa aplastándola bien con las manos y formamos una plancha rectangular de 25 x 45 cm., aproximadamente. (Si se quieren los colines más cortos, cortar la plancha por la mitad, a lo largo). Con un cuchillo, hacemos tiras de 2 cm. de grosor. Precalentamos el horno a 220º

Rebozamos las tiras en las diferentes mezclas de harina de la decoración, procurando no aplastar mucho la masa. Coje los colines por los extremos, estirando un poco para conseguir el tamaño deseado.

Coloca los colines en las bandejas dejando sitio entre ellos. Quedan muy bien con forma irregular (así se aprecia el trabajo artesanal).

Horneamos de 10 a 15 minutos, en función del grosor. Tienen que quedar bien cocidos.

Sugerencia: Se puede poner un pequeño bol refractario con agua en el interior del horno y, de vez en cuando, rociar los colines con un pulverizador de agua, para que queden más crujientes.